miércoles, 13 de junio de 2012

Kretina, la millonaria y el partido de los insurrectos


el pelao Leny

Kristina habló la semana pasada por cadena nacional, opuesto a sus intenciones originales, de dirigirse a un sector social específico, los ahorristas, y de ligar su discurso al relato k de "grandes gestas nacionales", quedó muy al descubierto la herencia noventista del gobierno y sus secuaces, quedó al descubierto como una millonaria.
Decir "tengo unos ahorritos de 3 millones" es de lo peor de aquella época que dicen enterrar, obsceno como el riojano, todo esto mientras en la industria bajan las horas extras, largan suspensiones, amenazan con despidos para bajar el salario o directamente despiden para precarizar la planta con planes de PPP, mil pesos por 4 hs que, no sólo precarizan y esclavizan a la juventud, sino también, y sobre todo, la arruinan, la super explota, la deja en la calle o la pone a competir con sus compañerxs que ven en el pibe deslomado, de acá para allá, al pecha barco que le sube la producción, el que pone en riesgo su trabajo, el invasor.
Kretina interrumpe todos los programas de radio y tv para decirnos que tiene 3 palos verdes. Kretina y farsante así, con ese desprecio nos trata, 3 millones y nosotros sin casa, sin gas, se viene el frío y la precariedad de la vivienda del pueblo pobre nos pone casi a la intemperie, no hay garrafa social que banque esto, las empresas la esconden, la venden más cara, se especula y no se consigue por ningún lado, frío, frío y miseria.
La construcción baja, 3000 laburantes fuera! A sus hijos, a los cuales sino mandan al comedor no les alcanza para la ropa, los útiles o el alquiler, el histérico De la Sota le baja la ración del PAICOR: "hay que achicar que se va a hacer, que cobren los que no hablan, los que nadie oye".
¿Qué hago?  dice el laburante, "si el pibe come en casa no llego a fin de mes, si no pago el alquiler, la semana que viene me corren del rancho!". Al fondo del barrio hay unos campos vacíos, unas lonas, unas tarimas y a ocupar, que importa si muero de frío, te cambio todo por una pizca de dignidad, y el gas no llega, no llega carajo, me duelen los dedos, prendo el bracero, la salamandra, muero asfixiado! Que importa correr el riesgo, ella no sabe que es entumecerse los pies de frío.
Cretinos como De la Sota, a esos niños, a los niños del pueblo les reducen la ración, le dan 300 gramos de yerba para un comedor de 180 pibes! y mientras esta Kretina, farsante, millonaria, habla de sus millones como de un vuelto, en Arenales, fuera de la ciudad, un pibe de 14 años se desmaya con la tensión baja, igual que Jorgito de 13 ¿Desde cuándo la juventud tiene problemas cardiacos?
A los pibes de la Cámpora seguro no les pasa! Ellos están gorditos, a lo sumo se doblan el pie en las escaleras de sus apartamentos caros, caros y calentitos. Estos pibes, los nuestros, los de acá, viajan en la TAMSE para el Hogar 3, con sus zapatos rotos, llenos de cal, con los ojitos cansados como su padre, inmigrante. Vienen de la obra, no del cine. Carajo, loco, qué manera de resfregar miseria, mala alimentación, frío y hambre para nuestros niños y ella hablando de sus millones y los de su gabinete, como si todo fuera "normal".
Que bronca, que odio, se me caen las lágrimas de bronca, será que estoy susceptible, que se yo. Pero odio la "normalidad", esa que le dice a un niño que su obligacion es hacer la mezcla para revocar y no, jugar y jugar y cansarse de jugar.
Asi es la vida acá, en la Córdoba profunda. Y que no se asusten, yo les avisé, acá se construye el odio, algunos no lo entienden bien. Mi viejo, el peronista del barrio, decía "Chicho era rebelde, como vos". A Chicho lo mataron hace poco, no llegaba a 20, se había sacado el chaleco antibalas que le había salvado la vida una semana atrás. Ese chaleco que seguro le había dado el covani que lo mandaba a chorear. 12 o 13 años atrás cuando andaba lleno de mocos y nos alcanzaba el fútbol en la canchita de la villa, nadie lo imaginaba metiendo el caño. Corre Chicho que la bala te alcanza, que te alcanza te digo... ajustado. Uno menos va a decir Mirta.
 Y sí, algo compartimos con Chicho. Yo también corría de la esquina cuando venía la cana, sabía que si no lo hacíamos el codo en la nuca seguro nos comíamos, y un rato en el calabozo. Desde el patrullero la verde saliva de la nona en el parabrisas puteando, embroncada porque se llevaban a los pibes. Eso sí, también me agarraba el sexo para hacerles burla cuando nos pirábamos, alguna que otra alegría teníamos, pero también junté bronca, todo ese tiempo odié al mundo todo, vaya si lo odié.
 Los peronistas no nos cazan la onda a los zurdos, piensan que somos rebeldes y nada más. Mi bronca es distinta, a mi odio lo organicé, tengo un programa y una teoría. Mal que le pese a algunos, los marxistas no salimos de un frasco, ni de una academia, los trotskistas del PTS también venimos del barro, y en el barro preparamos la venganza de nuestra clase, la estrategia para vencer.
Ahí lo veo a Raúl Godoy entrando al Indoamericano y me viene el orgullo, el orgullo de mi clase, de sus 180 años, los que me habían ocultado todo ese tiempo. Sigo teniendo bronca y apretando los dientes pero hoy nos desahogamos, hay que decirlo, fuerte y claro, con cada triunfo, con cada paso dado por nuestra clase, cuando metemos el 40 % en Alimentación y decimos, a viva voz, luchamos en los sindicatos para pelear por la clase obrera para que las batallas parciales, por salarios, mejoras y demás, preparen la batalla final, cuando echemos a la burocracia y unamos a la gran mayoría bajo una misma bandera, y tras la dirección del partido de los insurrectos, el que nos debemos de dotar, vayamos de nuevo al Indo, a mil Indos, y hagamos las coordinadoras, los consejos obreros.
Cuando tomemos la UOCRA y echemos a esos burócratas y ocupemos los countris, los edificios, las casas y sean todas del pueblo y para el pueblo. Cuando tomemos las fábricas, y formemos piquetes y nos demos las armas, los futuros milicianos. Cuando tomemos las tierras y las alimenticias y sean nuestros, no mendigados, realmente nuestros, los comedores del pueblo. Cuando tomemos las universidades y pongamos el conocimiento al servicio del pueblo, y consigamos entre obreros, estudiantes y pueblo pobre ese bloque para vencer, cuando nos calentemos las manos, con las llamas de la comisaría, y se contagien del fuego las iglesias y se acabe el frío de esta sucia cárcel y hayamos conseguido ese estado de nuevo tipo, esa base para salir a la conquista de decenas y centenas más, el principio del fin, de la explotación y la opresión que vivimos.
Kretina, la millonaria, le dice a Hanibal que se ponga un bonete, y pesifique sus 24 lucas, uno mira (arriba, bien arriba) y parece que nada hubiera cambiado, parece que siguiera la fiesta menemista! Pero cuando miramos abajo, y vemos a Zanón, a Kraft, y a la Conferencia Nacional de Trabajadores que preparamos, con centenares de delegados, comisiones internas y jóvenes trabajadores. Nos damos cuenta, que todo está cambiando y que está tomando forma la alternativa para los oprimidos del pueblo, preparandose para el momento en que digamos, corré burgues, corré, que esta clase, es la que ahora te persigue.



3 comentarios:

  1. muy bueno pelado, las palabras que relatan tanta historia compartida, llenas de futuro y cambio radical, me dan por un lado una alta emocion junto con nostaljicos recuerdos y una ferviente conviccion de que este kretino sistema sera barrido (corrido) por los miserables de hoy.esta nota y la mano que la escribe es la mejor prueva de eso. saludos

    ResponderEliminar
  2. Conmovedor compañero... digno de ser difundido... Estas palabras de de bronca son las que nos hacen militar día a día sin cansarnos...
    Abrazos!!

    ResponderEliminar